Déjame que te pregunte algo:

Si estás en mi newsletter seguramente la respuesta a estas preguntas es un rotundo SÍ… Y quiero ayudarte a cambiar esto paso a paso.

Por eso, en las próximas 7 semanas, todos los Martes voy a postear en mi blog mi mini curso gratuito “Consigue clientes” para que puedas empezar a dar los pasos en la dirección correcta para hacer crecer tu negocio dentro de la industria creativa y dejar de competir por precio.

Te voy a enseñar:

  1. Tu gran por qué
  2. Cuánto cobrar y cómo subir precios
  3. Cómo encontrar tu hueco en el mercado
  4. Por qué deberías tener un servicio productizado premium
  5. Cómo conseguir mejores clientes y saber filtrarlos
  6. Top herramientas para hacer crecer tu negocio
  7. La importancia del contrato y briefing

Hoy vamos a empezar por lo principal:

Post 1/7 – ¿Por qué decidiste emprender?


Quiero que hoy reflexiones y reconectes contigo y con el motivo que te hizo salir del rebaño y autoemplearte vendiendo tus servicios creativos. 
Al final de este Post te haré algunas preguntas para que puedas identificar “tu gran por qué”.

Pero primero, quiero abrirme contigo. Quiero que me conozcas y entiendas por qué emprendí yo. Y por qué hago lo que hago ahora en mi negocio y en mi programa de La Magia Premium.
Me ha costado muchísimo escribir este Post porque es muy personal pero allá va…

Quiero que comprendas que no podemos pasar la vida guiados por la inercia trabajando con clientes que no nos valoran y “sobreviviendo” hasta que por arte de magia las cosas cambien solas.

Tengo más de 40 años pero tan sólo en la última década puedo recordar 2 grandes momentos de crisis existencial que han provocado grandes cambios en mi manera de ver el mundo y que me llevaron a tomar acción para cambiar mi situación personal y profesional de cada momento.

Te aviso de que es un mensaje largo pero me gustaría que lo leyeras hasta el final.
Gracias de antemano.

Mi primera GRAN crisis

El primer golpe gigante de mi vida “adulta” me lo llevé en 2013.  La noche del 28 de Abril mi hermano fallecia delante de mis narices y sin que nada pudiera hacer con sólo 45 años.

No sé si has pasado por algo parecido, pero el dolor e incomprensión que se siente es incalculable. Mi mundo se hundió y el tiempo se paró ese día. Han pasado 6 años y todavía se me pone un nudo en la garganta sólo con mencionar este tema.

En aquel momento yo llevaba a rastras una situación económica bastante fuerte. Trabajaba como Distribuidor Independiente en una Compañía de Multinivel,  haciendo tareas repetitivas, algunos temas de marketing y llamadas.

Y durante los siguientes meses terminé de tocar fondo. Lo único que quería era que llegase el fin de semana para evadirme del mundo hasta el domingo. Y por supuesto, las tardes de domingo eran el comienzo de mi depresión semanal. Era como un robot que cumplía su trabajo y quería avanzar en el tiempo hasta eliminar mi dolor interno.

Pero los días pasaban y yo seguía cada vez más deprimido. Todo esto me hizo consciente de que la vida eran 2 días, que podía irme al otro barrio de un día para el otro y que la estaba desperdiciando amargado en un trabajo que no me apasionaba.

Fue una etapa muy negra que marcó por completo mi vida. Lo bueno que saco de aquello es que me hizo más fuerte y consciente.

Tenía valor para dejarlo todo y cambiar por mi mismo las cosas.

En ese momento decidí empezar de cero y replantear toda mi vida. Quería sentirme realizado disfrutando de lo que mas me gustaba El Marketing Digital. Así que retomé algo que había aparcado  y que siempre me había encantado: el diseño.

Ese fue el comienzo de mi carrera como Creador Web de manera oficial. ¡Estaba entusiasmado con cada paso que daba!

Recuperé las ganas de aprender, de trabajar y de hacer algo con mi vida. Me focalicé en eso y durante los siguientes meses me formé muchísimo en todos los campos donde cojeaba, me busqué la vida dedicando muchísimas horas a ello, a montar mi web y a conseguí de cursos Online. También llegaron mis primeros clientes como freelance. ¡Pura emoción y satisfacción!

Empecé a darle sentido a mis días diseñando y haciendo algo con lo que me sentía útil y realizado. Después, en 2015 emprendí y me hice autónomo. ¡Esa fue la primera mejor decisión de mi vida adulta!


Mi segunda GRAN crisis

Mi segundo golpe fue en 2016. Ya llevaba casi 2 años con mi negocio pero me pasaba el día apagando fuegos y “sobreviviendo”.

Me había visto de nuevo arrastrada por la corriente y por los acontecimientos externos: clientes, presupuestos, reuniones, llamadas a deshoras, plazos cortos, un cliente moroso también, bombazo con mis Cursos Online, primeros haters atraídos por mi visibilidad online, salir en medios con pánico escénico…

Un sin fin de acontecimientos y mezcla de emociones. Pero estaba continuamente estresada, con dolores de espalda, migrañas recurrentes y apática.

La realidad es que me sentía vacío con mi trabajo. Trabajaba muchas horas, facturaba lo necesario para tener un sueldo mediocre y aprendía a gestionar proyectos y clientes a base de palos. Esto de aprender de tus errores, de verdad, desgasta mucho y derivó en que cada vez disfrutaba menos del diseño. El diseño, que había sido mi “salvador” en mi primera gran crisis parecía que se había vuelto en mi contra.

Hice un parón con mis clientes para replantear mi negocio porque no me gustaba en lo que se había convertido y comenzó un nuevo periodo de reflexión e introspección.

Así que decidí hacer una mega reforma y centrarme en ayudar con mis aprendizajes a otras personas y establecer una buena estrategia de negocio y que no acabaran estresados y frustrados como terminé yo.

Volví a la carga y me metí de lleno en un reto emocionante. Empecé a definir cómo quería que fuese mi nuevo negocio, a quién podía ayudar con mi experiencia y cómo podía crear una estrategia online llegar a esas personas.

De nuevo, tenía un objetivo, tenía foco y me dediqué de lleno a construir mi negocio desde la nada. Un camino lleno de logros, nuevas amistades e ilusiones renovadas.

Ese fue la segunda mejor decisión de mi carrera, el comienzo de mi negocio actual y la semilla que engendró mi proyecto online La Magia de los Negocios por Internet

MI NEGOCIO ACTUAL

Después de la tormenta siempre llega la calma. Pero yo sigo aprendiendo sobre mis emociones y tengo altibajos como todo el mundo.

Eso sí, ahora disfruto muchísimo más de mi vida y mi negocio. Y, aunque ya no es mi actividad principal, sigo diseñando para mi y para clientes pero con las condiciones que yo he marcado.

Me pongo nuevos retos, nuevas metas y camino pasito a pasito para construirlas. He conseguido un sueño, ser autor de dos libros, La Magia de los Negocios Multinivel y Venta en Red y La Magia de Facebook, y próximamente la Magia de los negocios por Internet.

Con lo que más disfruto es viendo como otros diseñadores cambian las cosas, desde dentro, desarrollando estrategias proactivas para disfrutar con su trabajo, crear un negocio a su medida y poner en valor la profesión.

Yo creo que en mis 2 grandes crisis hay algo en común: La resiliencia, la búsqueda de un propósito, de disfrutar de la vida y de tener foco para conseguir lo que me propongo.

No creo que estemos en este mundo simplemente para sobrevivir sino para
encontrar nuestra felicidad y tener un propósito.

Cualquier proceso de cambio lleva tiempo y se tiene que hacer con calma. Tienes que saber que el primer paso no te lleva donde quieres ir pero te saca de donde estás. Y sólo por el hecho de iniciar un nuevo camino, la motivación y la energía se renueva.

Si quieres que te ayude a tener un negocio de diseño con propósito, a disfrutar diseñando y a crear una estrategia paso a paso para trabajar con clientes que te valoren estate atento a mis Post. Y si quieres conocer un poco más visita mi web de marca personal: www.juancarlosmartin.info

Lectura recomendada:

Si estás en un momento de cambios y decisiones difíciles te animo a leer el libroLIDERA TU VIDA EN 10 PASOS”.

Descubre quíen eres y convíertete en quien deseas ser.  A mi me ayudó mucho en
una época difícil para rebajar la fricción ante un gran cambio y darme cuenta de que las grandes cosas llegan cuando tomamos decisiones y seguimos avanzando. Lo puedes leer en un par de horas porque es corto, pero el
mensaje es muy potente.

¡Un abrazo!
Juan Carlos Martin