Pensar en el fracaso es algo que aterra a quienes empiezan a plantearse tener un negocio online o un sitio web. Aunque tenemos fácil acceso a Internet desde hace más de 20 años, el diseño web sigue siendo un misterio para la mayoría. 

¿Por qué será que, tras 20 años de la presencia de Internet en nuestras vidas, todavía fracasa el 90% de las páginas web que se ponen en marcha? ¿Es que no hemos aprendido nada?

Aparentemente, no.

Y la razón de que no hayamos aprendido nada es, precisamente, el mismísimo Internet.