Cómo automatizar tu negocio para que genere ingresos las 24 horas.

En los anteriores Post hemos visto los errores que debes evitar, las mejores herramientas para tu proyecto, cómo conseguir unos textos y diseño decentes, cómo conseguir visitas y las formas más efectivas para generar ingresos con tu web.

Pero hoy vamos a ver lo que pocos saben y casi nadie hace.

La fórmula para poner a trabajar tu web en modo 24*7*365 a tu servicio.

Mientras tú haces otras cosas ella se encargará de atraer, fidelizar, promocionar y vender tus servicios y/o productos. Te explico cómo funciona.

 

1.- Atracción de tráfico hacia tu web

Ya vimos cómo hacerlo en un Post anterior: Si lo quieres volver a ver pincha en el siguiente link: https://www.juancarlosmartin.info/las-formas-mas-efectivas-de-ganar-dinero-con-tu-web/, pero solo quiero recordarte que las visitas llegan, se van y no vuelven, así que esfuérzate en conseguir su email para poder contactarles más adelante.

 

2.- Captación de emails

Toda nuestra estrategia de automatización va a estar basada en el email y los autoresponders, así que vas a necesitar un lead magnet que sea atractivo para tu público objetivo.

El lead magnet puede ser un ebook, un videotutorial, un podcast, etc.

En mi caso he añadido PDF para aportar más valor, pero podrías hacer una serie de emails sin más.

El caso es que utilizarás un Autorespondedor para añadir formularios de suscripción en tu web y lo vincularás con un proveedor de email marketing como GetResponder  que se encargará de gestionar todos los automatismos que vamos a ver.

3.- Entrega del regalo

Una vez que el visitante te deja el email tú tienes que darle acceso al regalo que le prometiste a cambio, lógicamente.

De eso se encarga GetResponder, tú no tienes que enviar a mano cada correo.

  • Durante una serie de días estarás en contacto directo con tu suscriptor, lo cual irá forjando una relación entre ambas partes. Esto no lo consigues con un ebook de 20 páginas.
  • Al recibir un email cada equis días el suscriptor no se olvidará de ti, sin embargo, puede descargar un ebook y no llegar a leerlo jamás.
  • Getresponder te da la posibilidad de etiquetar a tus suscriptores por intereses cuando hacen click en determinados enlaces, así que a lo largo de tu curso puedes ir segmentando tu lista sin que el suscriptor ni siquiera se dé cuenta.
  • A lo largo del curso puedes ir añadiendo enlaces a diferentes recursos. Estos pueden tener enlaces de afiliado, presentar disimuladamente tus servicios, etc. Esto te generará ingresos pasivos, o que te contacten para contratar tus servicios.
  • Y un largo etcétera.

Además, este sistema de autoresponders es perfecto para ir ganando autoridad a ojos de tu nuevo suscriptor, de tal manera que cuando termine la secuencia de correos las posibilidades de que te compre algo se habrán multiplicado.

 

4.- Venta de tu producto en piloto automático

El objetivo de tu curso por email no debe ser vender. El único objetivo que debes perseguir aquí es aportar valor, cuanto más mejor.

Tu suscriptor tiene que estar deseando que llegue el próximo email de la cadena para seguir aprendiendo contigo.

Pero cuando llegues al final del curso tendrás que presentar tu oferta, es decir, tras aportar valor durante 5, 7 o 10 emails habrá llegado el momento de decirle:

“Hey! Si te ha gustado el curso échale un vistazo a este otro que tengo a la venta. Además, por ser suscriptor y haber confiado en mí te voy a hacer un descuento.

El suscriptor que llega hasta aquí tiene muchas más posibilidades de comprar tu producto que el visitante que llega por primera vez a tu web y ve lo que vendes sin conocerte de nada.

 

Todo esto es lo que se conoce como un embudo de ventas y tiene varias etapas, cada una con su objetivo concreto:

Etapa 1

Tener una web atractiva, un lead magnet diseñado para tu cliente potencial y formularios de suscripción preparados para captar el máximo número de correos.

El objetivo aquí es que todo esté listo para cuando lleguen las visitas.

 

Etapa 2

Conseguir tráfico hacia tu web.

Las visitas que recibas deben estar interesadas en tus soluciones, así que redacta entradas pensando en tu cliente ideal, haz Post de invitado en blogs con audiencias similares a la tuya, crea campañas de Facebook Ads para públicos que estén interesados en las temáticas que tú tocas, etc.

El objetivo es llevar el mayor número de potenciales clientes a tu web y más concretamente hacia una landing page que esté diseñada para convertir visitantes en suscriptores.

 

Etapa 3

Aportar valor a través del curso online. Recuerda que aquí no vendemos, estamos construyendo una relación de confianza.

 

Etapa 4

Presentación de tu oferta de pago.

Ahora sí le informamos al suscriptor de que tenemos un producto que le puede ayudar y que además le va a salir bien de precio.

Ojo, este email no tiene que cerrar la venta, el objetivo de este email es llevar al suscriptor a una página de venta alojada en tu web.

¿Por qué vamos a intentar vender a través de la web y no en el propio email?

Primero porque en la web podemos hacer una landing con un diseño optimizado, con textos mejor formateados, insertar botones de compra, diferentes versiones del producto, tablas de precios, etc.

Y segundo porque el email tiene que ser el vehículo que lleve a tus suscriptores donde tú quieras, pero las transacciones las vas a cerrar en la web. Esto es importante porque el suscriptor debe percibir tus emails continuamente como contenido de valor, no como spam ni como ofertas comerciales.

Si dejas que eso ocurra te estarás cargando el sistema y quemarás tu lista.

 

Etapa 5

Página de venta.

Llega el momento de vender, si el suscriptor ha llegado hasta aquí tienes muchas posibilidades de cerrar la venta, así que tienes que poner toda la carne en el asador.

Esta es la culminación a todo un proceso que debería acabar con una venta.

Evidentemente no todo el mundo te va a comprar, de hecho se llama embudo de ventas porque en cada etapa se van quedando usuarios por el camino y al acto final de realizar la compra solo llegan unos pocos.

Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro. El proceso que hemos seguido es el siguiente:

  • La gente visita tu web y un porcentaje de ellos…
  • Se suscribirá a tu lista, de esos unos cuantos…
  • Llegarán a abrir el email en el que les presentas tu oferta y unos pocos…
  • Harán click en el enlace que les lleva a la página de venta, así que con suerte alguno…
  • Comprará tu producto.

Vamos a verlo con números:

  • 1000 personas visitan tu web.
  • 20 de esas personas (2%) se dan de alta en tu formulario.
  • 10 de ellos (50%) abren el email con el link a la página de venta.
  • 4 de los que abren el email (40%) hacen click en el enlace.
  • 1 de los que llegan a la página de venta (25%) compra tu producto de 150€.

Como ves en el ejemplo en cada etapa vas perdiendo gente por el camino, es normal, el sistema funciona así.

Y antes de que pienses que vender un solo producto después de haber recibido 1000 visitas es algo escaso, te invito a que pienses lo siguiente.

En mi web recibo unas mil visitas al día en estos momentos, si vendiese un curso de 150€ por cada mil visitas, como hemos visto en el ejemplo, estaría vendiendo aproximadamente un curso al día, lo que al final de mes serían 30 cursos y por tanto…

Este sistema me estaría dando 4500€ al mes en piloto automático.

Eso sin contar con que, a lo largo del curso por email habríamos puesto enlaces de afiliado y también habrían caído comisiones por ese lado, hasta puede que algún que otro servicio.

¿Cómo lo ves?

Vale, quizá mil visitas al día te parezcan muchas ahora, pero aunque tuvieras la cuarta parte estarías ganando más de 1000€ al mes de manera automática.

Además, lo más importante no es el tráfico que tengas, sino el número de suscriptores que seas capaz de captar.

De hecho, si duplicaras cualquiera de los porcentajes que hemos visto en el ejemplo anterior estarías duplicando tus ingresos a igual número de visitas:

  • 1000 personas visitan tu web.
  • 40 de esas personas (4%) se dan de alta en tu formulario.
  • 20 de ellos (50%) abren el email con el link a la página de venta.
  • 8 de los que abren el email (40%) hacen click en el enlace.
  • 2 de los que llegan a la página de venta (25%) compra tu producto de 150€.

Por eso es más importante tu número de suscriptores y lo que hagas con ellos, que el volumen de visitas en sí.

En mi caso, antes del reciente rediseño de mi web, captaba el email de aproximadamente el 1,5% de mis visitantes, si recibía mil visitas en un día solía añadir unos 15 suscriptores a la lista, si otro día recibía 600 era raro que llegara a 10 nuevas altas.

A día de hoy la web está convirtiendo a casi un 4%, así que a igualdad de tráfico casi triplico el número de altas. Lo que se traduce en el triple de ganancias habiendo mejorado únicamente el porcentaje de visitas que se suscriben.

Este sistema te permite hacer algo como esto:

  • Organizas un webinar al que solo podrá asistir la gente que se dé de alta con su correo.
  • Promocionas dicho webinar en Facebook, captando cientos de nuevos emails.
  • El día del webinar aportas muchísimo valor y al final del mismo presentas un producto.
  • Ese mismo día consigues ventas.
  • La gente que no ha comprado tu producto el día del webinar entra en un autoresponder que aporta aún más valor, para finalizar la cadena de emails volviendo a ofrecer el producto, u otro que consideres interesante. Este automatismo, en el que la nueva secuencia de correos la reciba solo la gente que no haya comprado tu producto todavía, te lo permite hacer Getresponder sin ningún problema.

.

Como ves lo que tú tendrías que hacer es:

1.-Crear tu producto.

2.- Crear tu autoresponder.

3.- Crear un webinar (opcional).

El resto del proceso, desde que el usuario se da de alta en tus formularios, hasta que se le entrega el producto que ha comprado, es 100% automático.

Y funciona los 365 días del año, las 24 horas.

Cada día llegan nuevos suscriptores, cada día hay gente que recibe el email con tu oferta y cada día consigues ventas.

No sé si tú lo ves como yo, pero a mí me parece brutal.

Las posibilidades de este modelo son infinitas y se adapta perfectamente a la venta de servicios, productos de afiliados e infoproductos.

 

Lo único que debes tener en cuenta es que el éxito de esta estrategia depende en gran medida del lead magnet que ofrezcas. Este tiene que cumplir dos requisitos imprescindibles:

1.- Debe ser realmente útil a tu cliente ideal.

2.- Debe ser la antesala de un producto o servicio de pago que suponga una evolución natural.

 

Ejemplos:

  • Profesión: Restaurador de muebles
  • Lead magnet: Los 10 errores que debes evitar al restaurar tus muebles antiguos.
  • Infoproducto: Curso en vídeo de restauración de muebles antiguos.
  • Profesión: Psicólogo
  • Lead magnet: 5 pautas para aliviar tus problemas de ansiedad.
  • Servicio: Bono de 10 horas de terapia para superar tus problemas de ansiedad.
  • Profesión: Consultor SEO
  • Lead magnet: Curso de SEO para principiantes
  • Infoproducto: Curso de SEO avanzado, descubre los secretos de los profesionales.

 

Como ves, la clave está en ofrecer un gancho que sea percibido como algo valioso y que al mismo tiempo haga de puente hacia tu producto de pago.

No cometas el error de hacer un lead magnet con consejos para adiestrar a un perro y luego vendas un curso para aprender a montar a caballo.

Tampoco ofrezcas un curso por email gratuito tan completo que resuelvas el 100% de los problemas del suscriptor. Si el suscriptor resuelve todas sus dudas con el curso gratuito…

¿Para qué necesita comprar el otro producto?

Y colorín colorado, este Post se ha acabado.

Ha sido un Post muy intenso, en la que te he presentado muchos conceptos, herramientas y estrategias, así que ahora toca asentar todo lo que hemos visto.

Ha llegado el momento de que tomes las riendas de tu proyecto y de que empieces a hacerlo realidad.

 

No olvides poner un comentario y compartir